Ignasi Belda

Hablamos con Ignasi Belda Reig, director general del Parc Científic de Barcelona

 

“El consejo que siempre doy y siempre me he aplicado es emprender allá donde estén las oportunidades.”

Uno de los motivos de su reciente nombramiento ha sido su acreditada trayectoria como emprendedor científico. ¿Cuáles han sido sus pasos hasta el día de hoy?

Mi perfil es un perfil interdisciplinar, en el que he profundizado en disciplinas muy heterogéneas. De base soy ingeniero informático, sin embargo, mi tesis doctoral la realicé en un grupo de química orgánica, investigando nuevos sistemas de inteligencia artificial aplicados al diseño de fármacos. Después de esta etapa académica fundé varias empresas, todas ellas relacionadas en el ámbito científico. Y ahora, estoy a mitad de  una segunda tesis en derecho tributario y fiscal. Por tanto, esta trayectoria me da una visión interdisciplinar desde el ámbito de la ingeniería, la ciencia, la empresa y la normativa vigente.

Desde octubre de 2016 es usted Director general del Parc Científic de Barcelona. ¿Qué nuevos objetivos y proyectos va a poner en marcha durante su disposición?

El principal objetivo es potenciar el papel del Parc como núcleo de las ciencias de la vida del sur de Europa. El Parc está en un contexto de excelencia científica, que es la Universidad de Barcelona, una de las universidades de mayor reconocimiento a nivel europeo y, además, alberga institutos y empresas de referencia internacional como lo son el IRB, el IBEC, el CNAG, el IBMB, Esteve, Laboratorios Ordesa, etc. Por tanto, tenemos que aprovechar toda la potencia de nuestro clúster para ser el gran tractor de talento y de empresas de base tecnológica que la sociedad espera de nosotros.

Actualmente, ¿cuáles son las principales barreras para la creación y desarrollo de start ups y spin offs en el ámbito científico y cómo desde el PCB les ayudan a salvarlas?

El obstáculo principal en las ciencias de la vida es la financiación. Cualquier desarrollo biotecnológico exige grandes inversiones durante un periodo de tiempo muy prolongado. El papel del Parc Científic, como administración pública que somos, es tratar de minimizar este obstáculo y, en particular, nosotros ofrecemos a la comunidad biotecnológica espacios de investigación altamente equipados acompañados de servicios de alto valor añadido. Los espacios para la investigación biotecnológica son normalmente un importante obstáculo en tanto y en cuanto las start-ups y las spin-offs difícilmente pueden financiar su construcción. Así pues, en el Parc Científic hemos financiado y gestionado la construcción de 20.000 m2 de laboratorios y 10.000 m2 de oficinas que ponemos a disposición de la comunidad emprendedora.

A las nuevas generaciones de emprendedores e investigadores ¿Qué consejo les daría usted de cara al futuro?

El consejo que siempre doy y siempre me he aplicado es emprender allá donde estén las oportunidades. Es decir, crear empresas de un determinado sector fuera de los clústers y de los principales centros de decisión siempre dificulta todo un poco más. Por tanto, si se puede escoger, recomiendo emprender en una ubicación central, cerca de los posibles clientes, colaboradores, financiadores, consultores, etc.

Desde su punto de vista y experiencia personal ¿Qué aspectos y cambios deben hacen las gestoras de los parques científicos y tecnológicos para fomentar la internacionalización entre sus empresas?

Los parques científicos, por norma general en este país, son parte de la administración pública. Mi punto de vista personal es que la administración pública debe minimizar las injerencias en el sector privado y restringir las actuaciones a aquellos ámbitos dónde el sector privado no llega o no actúa. En otras palabras, si los parques científicos nos ponemos a dar consultoría sobre internacionalización a nuestras empresas, estaremos haciendo un flaco favor a la comunidad por estar haciendo una competencia un tanto desleal a empresas especializadas en este ámbito. Por tanto, debemos de dejarnos de actitudes paternalistas con los emprendedores y si estos consideran que su negocio pasa por la internacionalización, ya realizarán ellos las acciones necesarias para fomentarla. Eso sí, nosotros no debemos poner barrera ni impedimento alguno.

Siguiendo con el tema de la internacionalización y la cooperación con otras empresas, ¿cree usted que las redes como IASP y APTE son importantes para favorecer estos aspectos?

La cooperación entre parques científicos y tecnológicos es crucial para dar un mejor servicio a nuestros clientes. A título de ejemplo, nosotros ahora mismo tenemos en marcha dos alianzas con otros centros, una en experimentación animal y la otra en proteómica, que potencian el servicio y permite que muchos más clientes se puedan beneficiar de él.

En cuanto a la internacionalización en el PCB de las 2300 personas que trabajamos contamos con más de 40 nacionalidades.  Las entidades aquí instaladas juegan un papel fundamental para la tracción de talento. Si redes como APTE o IASP incrementan estas alianzas cooperativas y de internacionalización entre parques, ¡bienvenidas sean!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s